DERMATITIS ATOPICA

Esta es una inflamación de piel que puede comenzar en los niños a partir de los 3 meses.

Se manifiesta como parches de piel roja, descamativa, seca y que suele picar mucho.

Se acompaña de alteraciones bronquiales o rinitis. Las causas son genéticas.

En los mas pequeños las lesiones se ven en la cara y zonas flexurales como detrás de las rodillas o la cara anterior del codo).

Un porcentaje puede persistir en los adultos donde las lesiones se ven en manos, cara y zonas de extensión.

Los cuidados diarios son fundamentales para evitar los brotes.

Se recomienda duchas tibias, cortas, utilizar syndets (sustitutos del jabón), humectar la piel varias veces al día, usar ropa clara y de algodón. Ademas evitar el estrés y la contaminación.

Se requiere, depende de cada caso, el uso de cremas con corticoides tópicos o inmunomoduladores e incluso medicamentos vía oral para control de los brotes.